GP Bélgica F1 1992: Schumacher consigue su primera victoria

Recordamos el GP Bélgica F1 1992, en el que Schumacher consigue su primera victoria en la Fórmula 1 y confirma que peleará por el campeonato más pronto que tarde.

El primer objetivo de un piloto que llega a la Fórmula 1 no es otro que conseguir establecerse en la categoría y lograr su primera victoria. Es el primer paso para demostrar al mundo que has llegado a la F1 para quedarte. Recordamos un gran premio muy especial, GP Bélgica 1992: Schumacher consigue su primera victoria.

michael-schumacher-gp-belgica-1992 

Michael Schumacher, tal y como recordábamos hace unos días, debutó en la Fórmula 1 tras una serie de coincidencias, que le llevaron a ocupar el puesto de piloto titular de Jordan junto a Andrea De Cesaris. El alemán, sin embargo, acabaría la temporada en el equipo Benetton, donde comenzó una estancia de cuatro temporadas, hasta que en 1996 fichase por Ferrari, ya como doble campeón del mundo. Si Spa-Francorchamps es un circuito especial para Michael por haber debutado allí, también lo es por haber logrado su primera victoria en el campeonato en este mítico trazado.

1992 fue un año dominado por el equipo Williams, para el que competían Nigel Mansell (proclamado campeón en Hungría) y Ricardo Patrese, pero eso no impidió que otros pilotos como Michael Schumacher o Ayrton Senna tuvieran grandes momentos . El joven alemán superaba regularmente a su compañero, Martin Brundle, y mostraba una espectacular regularidad que incluso le llevó a pelear por el subcampeonato del mundo en su primera temporada completa en la Fórmula 1. De hecho, se quedó a solo tres puntos de Patrese y superó en la clasificación a Ayrton Senna, que aquel año sufría con un McLaren que no estaba a la altura del Williams.

nigel-mansell-williams-gp-belgica

Nigel Mansell consiguió en Spa-Francorchamps su décima ‘pole position’ de la temporada, endosando más de dos segundos al segundo clasificado, Ayrton Senna. El brasileño saldría en segundo lugar, por delante de Schumacher, Patrese y Alesi. Los entrenamientos para este gran premio serán recordados por muchos por el fuerte accidente de Érik Comas en Bianchimont y la encomiable asistencia de Ayrton Senna, que paró su coche en medio de la pista para ayudarle y parar el motor (así evitó cualquier incendio) hasta que llegaran los médicos. Finalmente, a pesar de lo aparatoso del accidente, no hubo que lamentar lesiones de gravedad y Comas corrió en la siguiente prueba, en Italia.

En carrera Ayrton Senna quiso plantar cara a Nigel Mansell y en los primeros metros logró colocarse en primer lugar por delante de los Williams. Schumacher, que partía tercero, cayó al quinto puesto tras Patrese y Alesi, pero poco después consiguió colocarse cuarto tras adelantar al francés de Ferrari. El liderato de Senna solo duró dos vueltas, pues Mansell y Patrese aprovecharon para adelantarle a medida que la pista cada vez se mojaba más a causa de la lluvia que caía. Ello provocó que los pilotos debieran colocar los neumáticos de lluvia… todos lo hicieron, excepto Senna, que permaneció en pista con una estrategia arriesgada que le saldría mal.

Al que mejor le vino esta situación fue a Jean Alesi, que logró colocarse líder por delante de los Williams, aunque por poco tiempo, ya que un incidente entre el francés y Mansell dejó al de Ferrari fuera de carrera. Patrese aprovechó para adelantar al británico, Senna se colocó líder (con los neumáticos de seco) a medida que dejaba de llover… hasta que volvió a llegar Mansell y adelantó a los dos para retomar el liderato de la carrera. El brasileño cayó varios puestos, lo que le borraba definitivamente de la pelea por la victoria.

Fue entonces cuando llegó el mejor momento de Schumacher. El alemán superó a Patrese para colocarse en segunda posición y perseguir a Mansell. La pista se secaba y empezó a tener un carril, pero a quienes cambiaron a slicks no le salió bien la jugada. Schumacher se atrevió tras sufrir algún susto en pista y logró buenos tiempos, lo suficiente para mantenerse por delante del resto cuando éstos pararon. Así fue como Michael se colocó en primera posición, aunque la amenaza de Mansell aún era muy fuerte: el británico recortaba tiempo segundo a segundo… hasta que un problema técnico en el motor le obligó a levantar el pie para poder llegar a meta.

Michael Schumacher vio la bandera a cuadros en primera posición por primera vez en su vida en la Fórmula 1 después de 44 vueltas, con 36 segundos de ventaja sobre Mansell y 43 sobre Patrese. Aquél resultado le sirvió a Williams para proclamarse campeón de constructores. Martin Brundle fue cuarto, seguido de Ayrton Senna y de Mika Hakkinen, quien completaba las seis posiciones que daban derecho a puntos en aquel entonces. Senna consiguió este puesto en la última vuelta, tras un espectacular adelantamiento al finlandés.

Fue la primera victoria de un total de 91 que lograría Schumacher en toda su carrera en la Fórmula 1 y confirmó al mundo que lucharía por el título más pronto que tarde. Michael volvería a ganar un año más tarde, en Estoril , y en 1994 logró su primer título mundial de F1 tras una temporada teñida de luto en la que dominó junto a Benetton, logrando un total de ocho victorias.

 

 

 

Además, te puede interesar:

- 25 años del debut de Michael Schumacher en F1 

- Los 6 pilotos que odiarían la F1 actual

La delicada situación de Michael Schumacher

- Las razones por las que no sabemos nada sobre Michael Schumacher

¿Cómo fue el accidente de Michael Schumacher?

Se cumplen dos años del accidente de Michael Schumacher

Mick Schumacher, protagonista en el paddock de la F1 en Hockenheim