GP Brasil 2008: el día que Timo Glock decidió el título

Aún a día de hoy muchos nos acordamos del día que Timo Glock decidió el título en el GP Brasil 2008. Fue acusado de dejarse pasar por Lewis Hamilton en la última curva del circuito para que ganase el campeonato, pero nada de eso sucedió.

timo-glock-toyota-f1-2015

Subido a un modesto Toyota y saliendo desde la décima posición, cuando Timo Glock se levantó el domingo 2 de noviembre ni mucho menos esperaba ser juez en la lucha por el título que se jugaban Felipe Massa y Lewis Hamilton, pero finalmente - y sin quererlo - lo fue. El piloto alemán montaba neumáticos de seco cuando llovía con fuerza sobre el Circuito de Interlagos a falta de una vuelta para el final y poco pudo hacer para mantener detrás a Hamilton, que remontaba para acabar quinto, el resultado que necesitaba si Massa ganaba la carrera.

El piloto brasileño hizo lo que tenía que hacer: dominó la carrera de principio a fin en una de sus mejores actuaciones en Fórmula 1, a pesar de las condiciones cambiantes y de la lluvia... una situación que como habíamos visto en el GP de Gran Bretaña de aquél mismo año, no le beneficiaba. A pesar de ello, Felipe lideró la carrera sin rival sobre Fernando Alonso, mientras que Hamilton tuvo que sufrir para alcanzar el quinto puesto que necesitaba.

podio-gp-brasil-2008-f1

Aunque el británico salía cuarto, se vio involucrado en muchos problemas y a falta de una vuelta para el final de la carrera era matemáticamente subcampeón. Llovía con fuerza, todos los pilotos habían cambiado a gomas de seco... menos Timo Glock, quien tenía justo delante. El piloto alemán trataba de mantener el coche en pista como fuere, pero en la última curva del circuito, a apenas quinientos metros de la meta, no pudo conservar el quinto puesto y sin oponer una resistencia que habría sido innecesaria, Hamilton le superó para colocarse en su añorada posición. Cuando el británico lo hizo, Massa ya había cruzado la línea de meta y en el box de Ferrari incluso celebraban el título del brasileño.

Pero no duró mucho. Unos segundos más tarde, Hamilton vio la bandera a cuadros quinto, con un punto más en la clasificación general que el piloto de Ferrari. El de McLaren, tras un duro año 2007 luchando con Fernando Alonso y en el que su equipo perdió el campeonato por una mala gestión, se coronó como campeón más joven de la historia, un honor que batiría dos años más tarde el cuarto clasificado en aquella carrera, Sebastian Vettel.

En boca de todos, protagonista sin quererlo, Glock tuvo que explicarse ante los periodistas: "ha sido una de las vueltas más duras que he hecho en F1, porque no tenía absolutamente nada de agarre con gomas de seco y no podía casi ni mantener el coche en pista. Quería mantener la cuarta posición".  Ni se dejó pasar, como muchos especularon, ni nada parecido.

Glock no se olvida

Cuando Toyota dejó la Fórmula 1, Timo Glock buscó nuevas metas dentro de la categoría y marchó al nuevo Virgin Racing, donde continuó hasta que a finales de 2012 la ya renombrara Marussia optara por subir a un piloto de pago a su asiento. Timo marchó al DTM, donde corre actualmente... pero a pesar de ello y de que hayan pasado siete años, cuando llega el GP de Brasil recuerda lo sucedido en 2008.

"¿Cuándo es la próxima carrera de F1? Quizás no sea la mejor para visitar...", comentaba el piloto alemán en su cuenta de Twitter el pasado de lunes, antes de tener que volver a defenderse ante sus seguidores de que no había ningún tipo de pacto para dejar que Hamilton ganase el campeonato. "No hice nada malo aquel día, hice mi carrera y conseguí puntos para el equipo con una estrategia diferente, que nos permitió ganar dos puestos al final", se explicaba recientemente Glock. "No sabía que Lewis venía por detrás y si lo hubiera sabido no habría cambiado, porque no podía hacer nada. Hamilton me habría pasado de igual forma", argumenta.

Aunque muchos recuerden a Glock por este incidente, el piloto alemán participó en un total de 91 grandes premios. En su primera etapa en la F1 en 2004 hizo tres carreras con Jordan. Dio un paso atrás para correr la GP2, la ganó en 2007, y en 2008 dio el salto a la F1 con Toyota. Entre 2008 y 2009 logró tres podios y superó habitualmente a Jarno Trulli, su experimentado compañero. Con la marcha de la escudería japonesa se fue a Virgin, a pesar de que negoció con varios equipos como Renault, y en 2012 marchó al DTM, donde sigue compitiendo con BMW a día de hoy.