GP Gran Bretaña de F1 de 1951. Primera victoria de Ferrari

El GP de Gran Bretaña de F1 de 1951 pasó a la Historia como la primera victoria del equipo más importante de este deporte. La leyenda de éxitos de la 'Scuderia' empezó en Silverstone.

Si hay algo que solo tienen las leyendas como Ferrari es que cada uno de los capítulos de su Historia siempre será tratado como un épico relato. Y la realidad es que la mayoría de estos 'cuentos' tuvieron su buena parte de misticismo. El Gran Premio de Gran Bretaña de 1951 es uno de esas fábulas que salpican los cientos de libros que se han escrito sobre la 'Scuderia' y, concretamente, una de las más importantes. Allí, en Silverstone, tuvo lugar la primera victoria de Ferrari en la F1.

El artífice de la primera victoria de Ferrari en la F1 fue el piloto argentino José Froilán González (apodado por sus compañeros de parrilla 'El Cabezón', por razones más que obvias). González había firmado por la 'Scudería' poco tiempo antes del GP de Gran Bretaña de 1951 como piloto reserva. Llegó a Europa traído por Automóvil Club de Argentina para correr para Maserati en la primera temporada que se disputó de la F1 (1950) sin unos brillantes resultados.

En el Gran Premio de Francia disputada en Reims, Ferrari ofreció al argentino, estando ya en el mismo circuito, la posibilidad de correr con el equipo italiano para suplir algunas de sus bajas y reforzar su presencia en la parrilla. González logró subir al podio en segundo lugar junto a Ascari, a quien tuvo que cederle el coche a mitad de carrera por una avería en el suyo.

Tras Francia, González fue llamado por el propio Enzo Ferrari, quien puso sobre la mesa su primer contrato con la 'Scudería'. Cuando el equipo llegó a Silverstone, Juan Manuel Fangio, que entonces corría para Alfa Romeo, cogió a su compatriota y le llevó al circuito, donde, además de asegurarle que la victoria sería para alguno de los pilotos de 'il cavallino' explicó a González punto por punto cómo debía correr en el trazado británico. Todo un gesto de camaradería que no caería en saco roto...

 

 

El día de la clasificación del GP de Gran Bretaña de 1951, González logró la pole para Ferrari y tomó la salida seguido de Fangio. En carrera, la lucha entre ambos fue reñida, con Fangio liderando buena parte de la carrera, hasta que llegaron los repostajes. Fangio ya había pasado por boxes cuando el Ferrari de Ascari se rompió en la vuelta 53. En ese momento González era líder de carrera y fue llamado a boxes para dejar su coche al primer piloto de Ferrari, pero este se negó a subir al monoplaza y dejó que González regresara a la pista para ganar la carrera. 

 

 

 

Cuentan las crónicas de la época que Enzo Ferrari lloró tras aquel Gran Premio de Gran Bretaña de 1951 en el que su equipo había ganado la primera carrera, pero no por el éxito sino por haber derrotado a su equipo de toda la vida: Alfa Romeo.

Al volver a Italia, 'Il Commendatore' multiplicó por 40 el sueldo que González había firmado en su primero contrato con Ferrari, concediéndole todos los privilegios de ser primer piloto de la 'Scudería'.

Quiso el destino que el año pasado, cuando se cumplieron los 60 años de esta primera victoria de Ferrari en la F1, Fernando Alonso lograse el único triunfo del equipo italinano en toda la temporada justamente en Silverstone. No pudo haber un mejor homenaje a aquel enorme logro de 'El Cabezón'.