GP Malasia 2009: el gran diluvio, 33 vueltas y un helado

El GP de Malasia 2009 pasará a la historia por el diluvio, las 33 vueltas que duró la carrera y el famoso helado de Kimi Räikkönen. La lluvia obligó a la cancelación del gran premio, en el que solo se repartieron la mitad de los puntos.

El Gran Premio de Malasia de 2009 será recordado por ser uno de los más curiosos de la historia reciente de la Fórmula 1. La temporada en la que cumplía una década en el calendario la lluvia no quiso perderse una ocasión tan especial e hizo acto de presencia en el Circuito de Sepang. Las tormentas tropicales en esta zona del mundo son muy típicas y los aficionados a la categoría reina ya lo conocen, sobre todo desde el citado 2009.

gp-malasia-2009-carrera-lluvia

Jenson Button logró la 'pole position' con su espectacular Brawn GP, de blanco impoluto al iniciar la temporada casi de sorpresa tras la compra de Honda F1 por parte de Ross Brawn, que ya había dado muestras del dominio que nos esperaba el resto del año con su victoria en el GP de Australia. Tras él arrancarían Jarno Trulli, Sebastian Vettel y Timo Glock. Alonso, con su discreto Renault R29, salió desde el décimo puesto y en la primera vuelta ya logró ponerse tercero... aunque duró poco tiempo.

Cuando la lluvia hizo acto de presencia todos los pilotos entraron en boxes para cambiar sus neumáticos... pero ni eso fue suficiente para controlar el coche bajo el gran diluvio que caía sobre la pista. Se decidió ondear la bandera roja después de varias salidas de pista y los pilotos debieron parar, por tanto, en parrilla, para esperar a que el cielo se despejara. Dada la hora local en Malasia (se retrasó el inicio de las 14:00h a las 17:00h) la visibilidad era nula y pasada una hora, se canceló la carrera.

Al haberse completado menos del 75% del evento, la FIA estipula en el reglamento que solo han de reprtirse la mitad de los puntos... por lo que el ganador, Jenson Button, tan solo se llevó 5 puntos. Tras él subieron a este atípico podio Nick Heidfeld y Timo Glock. Fernando Alonso acabó undécimo. Curiosamente, por segunda carrera consecutiva, no hubo ningún Ferrari en los puntos.

El décimo aniversario de la F1 en Sepang dejó un momento para la historia que da muestra de cómo es el finlandés Kimi Räikkönen. Mientras la bandera roja ondeaba y aún diluviaba, apareció en el paddock con pantalón corto, ropa de calle, gafas de sol y comiéndose un helado. En ese momento la carrera aún no se había cancelado y sus compañeros esperaban el momento en el que se reiniciara... pero él iba a su bola.

El GP de Malasia no cambió el devenir del campeonato. Brawn GP, con su doble difusor, dominó el mundial, aunque cerca estuvo de dar la campanada Red Bull, que anticipó lo que nos esperaba los siguientes años. Button ganó seis carreras, pero ninguna desde el séptimo GP del año; Vettel se quedó a solo 11 puntos del británico.

 

No te pierdas las claves del GP Malasia 2016

 

 

Además, te puede interesar:

- Jenson Button cumple 300 carreras en Malasia

Los coches de calle de Fernando Alonso