Carlos Sainz brilla en Austin: a la Q3 con una gran vuelta

Carlos Sainz ha brillado en Austin, donde ha llegado a la Q3 con una vuelta que le ha dado una buena octava posición. Ha superado a su compañero de equipo, Daniil Kvyat, y ha llevado a Toro Rosso a una posición en la que no se le esperaba, la décima.

Carlos Sainz ha llegado a la Q3 después de hacer una gran vuelta en la segunda parte de la clasificación. A pesar de que el Toro Rosso no había mostrado un buen rendimiento en entrenamientos, Sainz ha sabido sacar lo mejor de su monoplaza para llegar a entrar entre los diez mejores.

carlos-sainz-gp-eeuu-2016

Si bien en Q3 no ha logrado mejorar la décima posición, Sainz se ha mostrado muy contento por haber vuelto a estar entre los mejores, cosa que no hacía desde el GP de Singapur. El madrileño incluso ha superado a los McLaren a pesar de contar con motor de 2015. De cara a mañana, tratará de volver a puntuar.

"Hacía mucho, desde Singapur que no entrábamos en la Q3. En un circuito como éste en el que el motor es importante, cuando he visto el tiempo y que éramos octavos no me lo podía creer. Ha sido una de las mejores sorpresas de esta segunda mitad de temporada", ha señalado Carlos Sainz.

"No está clara la causa de los pinchazos (en Libres 3), tenemos varias opciones pero no sabemos qué ha sido. Lo miraremos con calma esta noche, en la clasificación había que olvidarse de eso, hemos salido sin miedo de que hubiera pinchazos y con la suerte de que no ha pasado nada", declara Sainz.



Mañana el madrileño espera estar delante, luchando por los puntos y bromea con tener a Alonso detrás.  "Que Fernando esté todo lo pendiente que quiera, estamos delante, no estábamos desde hace mucho tiempo en estas posiciones. De cara a mañana saldremos con las superblandas, eso conlleva una carrera más lenta que los que salgan con las blandas o medias. Pero la alegría de hoy no me la quita nadie", concluye.

 

Además, te puede interesar:

- Clasificación GP EEUU 2016: Hamilton saca el martillo

- Fernando Alonso, de 2006 a 2016: más hambriento que nunca

Etiquetado en: