¿Cuánto tiempo le queda a Massa en Ferrari?

La continuidad de Felipe Massa en Ferrari vuelve a ser uno de los temas sin resolver de cara a la próxima temporada. Nadie sabe aún si el brasileño seguirá o Alonso tendrá un nuevo compañero.

El año pasado, la renovación de Felipe Massa con Ferrari se hizo esperar hasta septiembre y coincidió (más o menos) con la principal operación que tuvo el mercado de fichajes y que descartó la posible llegada de Sergio Pérez al equipo italiano.

Esta temporada, se acercan las mismas fechas y aún no se sabe si el futuro de Felipe Massa sigue siendo rojo. El director de la Scuderia, Domenicali, ha afirmado que confía en él. El presidente Montezemolo también dice estar tranquilo y que no se sentará con el brasileño hasta que se resuelva el campeonato, principal objetivo del equipo en estos momentos.

Sin embargo, y a pesar de haber tenido un comienzo de año aceptable, los resultados de Massa siguen estando por debajo del nivel que se espera de él o, al menos, del que necesita Ferrari para luchar contra Red Bull por el campeonato. Por eso, al monoplaza de Massa le seguirán saliendo novias hasta que Ferrari anuncie si renueva un año más o finiquita al brasileño.

Mientras los rumores apuntan a que Alonso coquetea con el enemigo, lo único que se sabe seguro, de momento, es que al español le quedan aún cuatro años de contrato y que Ferrari tendrá que ir pensando en un compañero para Fernando sobre el que apuntalar un proyecto de futuro.

El abanico de opciones que se barajan es bastante heterogéneo y van desde la vuelta de Kimi Räikkönen o la llegada de Jenson Button, hasta la incorporación del novato del año, Jules Bianchi, criado en la cantera de Ferrari y que está demostrando muy buenas maneras con Marussia. Aunque también se habla de que le están buscando un asiento en un equipo de la zona media para que siga madurando.

Entre los campeones del mundo y el novato también entran en las apuestas dos opciones de pilotos jóvenes pero con el rodaje ya hecho: Nico Hulkenberg y Paul di Resta. El primero gusta más por su velocidad pura y porque estando en Sauber ya tiene contacto con la órbita de Ferrari. El segundo destaca por su regularidad y todo apunta a que, con un coche más competitivo que el Force India, podría ser el escudero perfecto.

Hay opciones y al brasileño parece que se le ha vuelto a acabar el tiempo, sin embargo, más allá de lo deportivo, hay dos razones de peso por las que Massa sigue siendo aún piloto de Ferrari: el inmenso mercado de FIAT en Brasil y la expansión astrónomica que Banco Santander está teniendo allí. Intereses económicos que tarde o temprano dejarán de ser suficientes para alargar el futuro de Felipe Massa en el equipo italiano.

 
José Armando Gómez