Fernando Alonso conduce LaFerrari en Maranello

Fernando Alonso se ha vuelto a poner tras los mandos de LaFerrari para disfrutar de la última joya salida de Maranello.

Fue justo antes de embarcar hacia Budapest para disputar el pasado GP de Hungría. Fernando Alonso estuvo de visita por Maranello para darse una vuelta con LaFerrari, el último superdeportivo nacido en la fábrica italiana.

Alonso estuvo en la sede de Ferrari para evaluar los resultados de la última fase de desarrollo del coche más rápido y potente que jamás ha salido de la cadena de montaje del 'cavallino rampante'. 

Tanto Alonso como Felipe Massa han participado activamente en el desarrollo de LaFerrari aportando sus conocimientos directamente desde la Fórmula 1 y como pilotos de pruebas en diferentes momentos de la producción. Por eso, en su primera toma de contacto con LaFerrari en Fiorano, durante la pasada primavera, Alonso estuvo más cauto de lo que le hubiese gustado tienendo en cuenta que llevaba bajo el pie derecho 963 CV (de los cuales, 800 proceden del motor V12 atmosférico y los 163 restantes de un sistema híbrido desarrollado a partir del KERS de la Fórmula 1). Pero la unidad que pudo probar en aquel momento estaba aún demasiado 'verde' para exprimirla a fondo. 

Ahora, unos meses después, cuando LaFerrari ya está casi preparada para ocupar los garajes de sus privilegiados propietarios (entre los que estará el piloto español, con una unidad que llevará su nombre en el volante) Fernando Alonso ha vuelto al circuito de Fiorano para saborear con menos restricciones el poderío de uno de los superdeportivos más importantes de la historia del automóvil.

Etiquetado en: 
 
José Armando Gómez