Ferrari mima al mejor debutante del año, Jules Bianchi

El piloto de Marussia, Jules Bianchi, ha pasado por Maranello para algunas actividades con sus 'otros' jefes: Ferrari.

Ha sido una primera mitad de año muy emocionante para Jules Bianchi, sobre todo los primeros meses. Fue como una montaña rusa, con una larga subida, seguida de la espera por Force India, el equipo para el que había trabajado como tercer piloto en 2012, para que decidiesen quiénes serían sus pilotos de 2013. A continuación llegó la terrible caída, que es casi la única manera de describir el resultado negativo con el que acabó esa historia y luego el cambio de dirección, que terminó con un acuerdo con Marussia F1 Team, que le ha llevado a participar en su primera temporada como piloto oficial de Fórmula 1.

Sin embargo, estos últimos seis meses han apartado a Bianchi de la Ferrari Driver Academy, por lo que sus visitas a la escuela que de jóvenes pilotos han sido menos y distantes entre sí dadas sus funciones actuales.

"Es verdad, vengo con menos frecuencia que en años anteriores, ya que, aparte de las carreras, hay muchas otras cosas que tengo que hacer con mi nuevo equipo", explicó a Bianchi la web de Ferrari, durante un descanso en un evento promocional de la FDA en la pista de Fiorano. "Voy a menudo a la fábrica del equipo para hablar con los ingenieros y antes de cada Gran Premio siempre hay sesiones en el simulador. Sin embargo, todavía estoy en contacto con Luca Baldisserri: hablo con él por teléfono durante los fines de semana de carrera y los consejos que me da son siempre útiles. Debo decir, que para abordar mi primer año como piloto de carreras, toda la experiencia que gané con la FDA ha sido muy importante, no sólo en cuanto a los aspectos técnicos, sino también para todo los demás, tales como la forma de tratar con los patrocinadores y los medios de comunicación. Sin duda, fue una ventaja de cara al este momento, en el que estoy luchando a brazo partido en el nivel más alto de este deporte ".

"Estoy muy contento de que finalmente he tenido la oportunidad de debutar en la Fórmula 1, ya que en algún momento de este invierno había perdido la esperanza", comentaba Jules. Estuve semanas esperando a Force India y no me dieron ninguna respuesta. Entonces, cuando Stefano Domenicali me llamó para decirme que la oportunidad se había perdido, me quedé realmente muy decepcionado, pero por suerte que sólo duró unas pocas horas. Me llamaron de nuevo desde Maranello, y me dijeron que tenía que estar listo para ir a Barcelona, donde se estaba realizando la última sesión de pruebas pretemporada, y que existía la posibilidad de que podría ir a Marussia. Al principio no quería alimentar esperanzas, pero poco a poco fueron saliendo las cosas y cuando me fui para hacerme el asiento, sentí que ya estaba hecho, aunque aún quedaban algunos detalles del contrato por definir".

A partir de entonces, sus perspectivas cambiaron. "Es verdad, sentí una gran sensación de alivio y estoy agradecido a todos los que ayudaron a alcanzar uno de los objetivos, incluyendo Ferrari y mi manager, Nicolas Todt, que me había propuesto al comienzo de mi carrera", dijo Jules Bianchi. "Pronto me sentí como en casa en Marussia e inmediatamente comprendí la diferencia entre ser un piloto de carreras para un equipo y su tercer piloto. Es mucho más complicado y sientes que eres una parte integral del programa. También cambia tu relación con los otros pilotos, que ahora me ven de otra manera ".

"La semana antes de Melbourne, estaba totalmente centrado en la carrera y no había sitino para otra cosa en mi cabeza", continuó. "Estuve cuatro días en la fábrica para estar con el equipo y para conocer mejor a todo el mundo y el domingo, volé a Australia. Sinceramente, una vez allí, no me sentía bajo presión excesiva, ni antes de la calificación, ni antes de la carrera. De hecho, yo estaba en realidad mucho más relajado que, por ejemplo, el año pasado en el fin de semana de carrera de las Series Mundiales. Por supuesto, los objetivos son diferentes: ya que para nosotros lavictoria es terminar por delante de Caterham. ¿Echo de menos luchar por la victoria? Todos los pilotos quieren ganar, pero lo importante es marcarte las metas adecuadas en cada momento y eso es lo que estoy haciendo. Estoy satisfecho con la forma en la que han ido las primeras carreras, con la excepción de la última...".

Por último, para Jules, hay, por supuesto, un sueño aún a la espera de hacerse realidad. "Sí, siempre está ahí y no tiene sentido hablar de ello... Todo el mundo puede imaginar exactamente lo que es.