Fórmula 1: Previo GP Bahréin 2013. Territorio Ferrari

Una de las claves del previo del GP de Bahréin está en ver si Ferrari consigue constatar las buenas sensaciones de las tres primeras carreras en un circuito en el que Fernando Alonso es el piloto con más victorias.

Los focos centran su atención en Ferrari en este previo del GP de Bahréin 2013. La Scudería llega con la moral por las nubes después del triunfo de Fernando Alonso en China, el primero en mucho tiempo en el que el piloto español dominó la carrera y ganó sin despender de sus rivales. El F138 se está mostrando como un coche muy competitivo y, aunque sufre cierta falta de velocidad en clasificación, lo compensa con una gestión de la degradación de los neumáticos perfecta. 

Además, la pole ha perdido peso esta temporada debido al desgaste de los neumáticos Pirelli, que al ser más blandos, penalizan a los equipos que tienen coches muy rápidos en clasificación, pero después sufren en carrera al desgastar más las gomas en tandas largas y con el depósito lleno. Esto ha provocado las críticas de algunas escuderías, especialmente Red Bull, y la respuesta por parte del suministrador de neumáticos. Además de anunciar posibles cambios en los compuestos a partir del GP de España, Pirelli ha dado el primer paso cambiando las opciones para la carrera de Bahréin, donde se correrá con los neumáticos duro y medio. 

A esperas de lo que pase el domingo, la previsión es que las temperaturas en el circuito de Sakhir serán altas, lo que permite predecir que la degradación también lo será. En estas circunstancias, Ferrari y Lotus han demsotrado ser los equipos más eficientes en este sentido, mientras que Red Bull o Mercedes, con coches más rápidos en clasificación, sufren en carrera. 

 

Históricamente, el GP de Bahréin es territorio Ferrari y Alonso. La escudería italiana ha ganado en cuatro de las ocho ediciones disputadas, mientras que Fernando Alonso es el piloto con más victorias: tres, dos con Renault (2005 y 2006) y otra con Ferrari (2010), justamente en su primera carrera vestido de rojo.  

Un circuito propicio, un coche competitivo y un piloto en plena forma, los ingredientes se ponen de cara para que Ferrari consiga un buen resultado este fin de semana en el GP de Bahréin. No será fácil porque las diferencias con sus rivales son mínimas y apenas hay margen de error, pero hay otros factores que pueden jugar en favor de los italianos. Uno de ellos es la inestabilidad en Red Bull. Lo ocurrido en China ha complicado aún más la situación en el seno del equipo Campeón del Mundo entre Webber y Vettel, aunque lo más lógico sería que en esta carrera las diferencias queden aparcadas y la escudería intente enmendar un resultado que fue malo y dejó una sensación aún peor. 

Lotus, que ya colocó a sus dos pilotos en el podio del GP de Bahréin en 2012, volverá a ser uno de los rivales más fuertes, lo mismo que Mercedes. Mientras, McLaren seguirá intentado mitigar su falta de prestaciones con estrategias arriesgadas para sumar el mayor número de puntos posible mientras llegan las urgentes soluciones técnicas de cara a las carreras en Europa. 

Entre los equipos de la zona media, Force India sigue en una posición preferente, Sauber solo cuenta por el momento con las manos de Nico Hülkenberg a esperas de que Esteban Gutiérrez haga su primera buena carrera, Toro Rosso podría volver a tener alguno de sus pilotos en la lucha por los puntos y Williams se enfrenta al reto de conseguir un resultado decente con un coche que ha nacido con muchos problemas.  

Marussia y Caterham seguirán en la cola. Bianchi dejará su sitio al venezolano Rodolfo González en los Libres 1 y Van der Garde, hará lo mismo con Heikki Kovalainen en el monoplaza verde.

Aquí puedes consultar los horarios del GP de Bahréin 2013

 
José Armando Gómez