La Fórmula 1 se puede quedar sin pilotos brasileños

Mientras Felipe Massa resuelve su futuro tras anunciar su salida de Ferrari, la Fórmula 1 se podría quedar sin pilotos brasileños en la parrilla. Algo que lleva sin pasar más de cuatro décadas.

“El DTM puede ser una opción” estas palabras de Felipe Massa sobre su futuro más allá de Ferrari pueden provocar la desaparición de una de la estirpes más importantes en la historia de la F1: los pilotos brasileños.

La pasión de Brasil por el automovilismo es casi tan antigua como el propio deporte y, más concretamente, con la Fórmula 1, es uno de los países que ha tenido una representación dentro de la parrila más longeva.

Tras las participaciones de los hermanos da Silva en los años 50 (Hernando Joao y Jose Lardo, el primero corrió siete Grandes Premios y sumó dos puntos) la gran explosión de la Fórmula 1 en Brasil llegó de la mano de Emerson Fittipaldi, que logró los dos primeros títulos mundiales para el país carioca en 1972 y 1974. 

Desde entonces, siempre ha habido pilotos brasileños en la Fórmula 1 y, algunos de ellos, están entre los mejores que ha conocido este deporte. De hecho, Brasil ha tenido campeones del mundo en tres décadas consecutivas. En los 70 con Fittipaldi, en los 80 con Piquet y Senna y en los 90, de nuevo con Ayrton. En total son ocho coronas mundiales para un país que ha acogido en su seno un GP de Fórmula 1 de forma ininterrumpida desde 1972, con nueve victorias de los pilotos locales.

Tras la trágica desaparición de Senna, el relevo quedó en manos de Rubens Barrichello y toda una generación entre la que se encuentran nombres como el de Ricardo Zonta, Antonio Pizzonia, Pedro Diniz, Nelson Piquet Jr o Felipe Massa

Ninguno de ellos consiguió igualar los éxitos de sus predecesores. Barrichello extendió su carrera desde 1993 hasta la temporada 2011 habiendo logrado dos subcampeonatos a la sombra de Michael Schumacher (2002-2004) y dos terceros puestos, uno con Ferrari en 2001 y otro con Brawn GP en 2009.

Felipe Massa también ha sido subcampeón, en la temporada 2008 en la que cruzó la meta del GP de Brasil como campeón, pero el adelantamiento final de Lewis Hamilton en la última curva de Interlagos le acabó dando el título al británico.

La siguiente generación de pilotos brasileños tampoco ha conseguido cuajar en la F1. Lucas di Grassi disputó solo una temporada y actualmente trabaja para Pirelli como piloto probador, mientras que Bruno Senna, pese a los intentos de mantenerlo en la parrilla después de pasar por varios equipos, anunció su salida de la Fórmula 1 al final de la pasada temporada. Otros más jóvenes se han quedado a las puertas, como es el caso de Luiz Razia, que fue anunciado como piloto titular de Marussia para 2013 y fue sustituido por el francés Bianchi antes del inicio de la temporada.

Con Massa fuera de Ferrari y si no encuentra un asiento para la próxima temporada (se comenta que estaría negociando con Lotus y Sauber) y el joven Felipe Nasr no consigue subir desde la GP2 (Bernie Ecclestone está muy interesado en que le hagan hueco) será la primera temporada en más de 40 años que Brasil no cuenta con ningún piloto en la parrilla de Fórmula 1.

Etiquetado en: 
 
José Armando Gómez