Incierto futuro de los pilotos mexicanos: Pérez y Gutiérrez

Sergio Pérez y Esteban Gutiérrez son los dos pilotos mexicanos que compiten esta temporada en la Fórmula 1, sin embargo, los resultados de ambos y los movimientos del mercado de fichajes les podrían complicar su continuidad en la parrilla.

Las cosas no van como esperaban. México tuvo un año idílico en 2012, cuando Sergio Pérez, en su segunda temporada en la Fórmula 1, se ganaba un puesto de piloto titular en McLaren después de ser pretendido por Ferrari y de grandes actuaciones en las que consiguió los podios de Malasia, Canadá e Italia como mejores resultados. 

A sus 22 años, el de Guadalajara saltó a la primera línea del frente, donde se reparten premios, se ganan carreras, se sueña con títulos... Una meta que Sergio Pérez sigue teniendo en mente según sus palabras en la última entrevista que concedió al diario AS. México acababa de colocar a un hombre con proyección y talento en el lugar adecuado. Pero esa palestra también implica el riesgo de tener que gestionar la complicada presión de ganar. La escudería británica erró el tiro con el diseño de su monoplaza para 2013 y tanto Button como Checo han pasado de luchar por el podio a verlo de lejos.

El único día que se habló de Pérez fue en el último GP de Mónaco, donde sus maniobras de ataque y defensa le costaron alguna que otra bronca. Ahora, a dos meses del final de la temporada, negocia con McLaren la renovación de un contrato que no ha empezado con buen pie y no se sabe cuándo podría terminar.

Tras la estela de 'Checo' apareció Esteban Gutiérrez. Salido de la lanzadera y los recursos de la cantera de Telmex, uno de los pocos patrocinadores que todavía pagan sus facturas en Sauber, y con un un palmarés más que aceptable para subir a 'primera división', habiendo sido campeón de la F-BMW, de la GP3 y tercero en la GP2. 

Sin embargo, pasada media temporada, el equipo suizo apenas ha conseguido la décima parte de los 126 puntos con los que acabaron sextos en 2012. Hülkenberg ha sumado 19 y Esteban Gutiérrez aún no se ha estrenado, así que el futuro de este mexicano de 22 años tampoco parece claro. 

Hülkenberg busca equipo para la próxima temporada (se habla de Lotus e incluso McLaren), Massa también está necesitado de un volante y su retorno a Sauber es una de las posibilidades. Por otro lado, por detrás, desde las WSR, podría llegar el Sergey Sirtokin (18 años) avalado por los inversores rusos con los que Peter Sauber intenta sanear sus cuentas.

Por el momento, la situación no es clara ni para Pérez ni para Gutiérrez (aunque también es cierto que aún es pronto), mientras Bernie Ecclestone sigue moviendo hilos para auditar si el retorno de la F1 a México le va a salir rentable. Para ello, sería primordial tener un piloto local en la parrilla, algo que puede ser determinante para que alguno de los dos mexicanos blinde su futuro a corto plazo dentro de la parrilla. 

 
José Armando Gómez