Maldonado visita la fábrica de Renault en Sevilla

El piloto de Williams, Pastor Maldonado, ha visitado las instalaciones de la fábrica que Renault tiene en Sevilla. Además, el piloto ha contestado a las preguntas de unos periodistas muy 'peculiares'.

El piloto venezolano Pastor Maldonado (Williams-Renault) ha dado una lección de humildad y de amor por su profesión y por los niños, a los que confesó algunos de sus "secretos", como que próximamente será padre de su primera hija, al "enfrentarse" a las preguntas de unos cincuenta escolares españoles.

Durante una visita a la factoría Renault en Sevilla, en el barrio obrero de San Jerónimo y la mayor de este grupo en el mundo en la fabricación de cajas de velocidades, Maldonado tuvo un encuentro con medio centenar de alumnos de colegios de Sevilla e hijos de empleados de la planta, ante los que mostró su cara más humana.

Sin reparo alguno dada la inocencia consustancial a la infancia, los niños asaetearon a interpelaciones al piloto de Fórmula Uno de Maracay, que, con gran sensibilidad y siempre con la sonrisa en el rostro, aguantó estoicamente el chaparrón.

"¿Cómo se llama tu esposa?, ¿Cuántos años tiene?, ¿Vas a ser padre?, ¿Es niño o niña?, ¿Cómo se va a llamar?, ¿Qué te dijo tu mujer cuando te anunció que estaba embarazada?, ¿Tienes hermanos?, ¿Quién te apoyó más para ser piloto, tu padre o tu madre?", fueron algunas de las cuestiones "espinosas", entre otras, que tuvo que responder Maldonado, de 28 años, que cumple su tercer año en el Mundial.

Además de otras tópicas como cuándo comenzó a pilotar, cuántas veces ha ganado, cómo reacciona si tiene un accidente o si se pone nervioso en los grandes premios, hubo preguntas más profesionales pero aún más curiosas, ya que los niños le preguntaron qué octanaje tiene la gasolina de un coche de Fórmula Uno e incluso qué hace si en carrera le entran ganas de hacer sus necesidades.

Los pequeños "periodistas", que sacaron más información a Pastor Maldonado que los profesionales que cubrieron la visita, se interesaron además por los "amigos" y los "enemigos" que tiene en la Fórmula 1.

"Con Fernando Alonso me llevo muy bien -"claro que me gustaría ser compañero de él", afirmó-, también con el brasileño Felipe Massa. Hay muchos amigos ahí, pero en el 'paddock', en la pista ya va cada uno a lo suyo", admitió el venezolano de Williams, cuyo único triunfo hasta ahora en el Mundial, en mayo de 2012 en Montmeló (Barcelona), es "el mejor momento" de su carrera.

Reveló que próximamente su esposa Gabriela dará a luz a su primera hija, a la que le pondrán de nombre Victoria, que comenzó a correr a los 6 años en el 'kárting' hasta que debutó en Fórmula Uno a los 25, tras una primera prueba con 18 años en Italia, y que "de uno a diez" la Fórmula Uno le "gusta mil, me apasiona", precisó.

"Todavía no he ganado el Mundial, pero lo vamos a ganar. Entonces me acordaré de ti", le dijo al pequeño que le hizo la pregunta, además de señalar que "los coches de Fórmula 1 son incomodísimos de manejar" y que la máxima velocidad son "340 o 350 kilómetros por hora", por ejemplo en Monza (Italia), "pero esto sólo en la pista; en la calle no se puede correr, hay que respetar los límites".

Además de declararse en fútbol simpatizante del Barcelona, Pastor estalló en una carcajada cuando un niño le preguntó que cuánto tarda en llegar en su coche de Sevilla a Chipiona, pueblo costero de la provincia limítrofe de Cádiz, resaltó los valores de la familia y la importancia de contar con su apoyo, así como de fijarse metas y de trabajar duro para cumplirlas.

"No tengo enemigos o peores amigos, pero si he de decir la verdad, no me llevo bien con Nico Hulkenberg (alemán) o Sergio Pérez (mexicano)... Cuando los pilotos estamos en la pista, sientes adrenalina pura, sudas, estás como cuando un tigre quiere atrapar a una presa", confesó el venezolano, que firmó autógrafos y se fotografió con todos los niños: periodistas, y de los buenos, por un día. 

Fuente: Agencia EFE