Nico Hülkenberg, el 'sexto hombre' que todos quieren

El alemán Nico Hülkenberg se ha convertido en uno de los pilotos más valorados y deseados de la parrilla. Hay rumores que hablan del interés de hasta tres equipos en tenerle corriendo para ellos en 2014.

Si el poder del dinero no fuese tan cruel en la Fórmula 1, Nico Hülkenberg se habría ganado un asiento para 2014 después de su soberbia actuación en el pasado GP de Corea. El alemán sujetó a Alonso y Hamilton a su espalda con un modesto Sauber que ofreció el mejor rendimiento del año en el circuito de Yeongam. El cuarto puesto que consiguió igualó su mejor resultado en carrera conseguido hasta ahora en la F1, en Bélgica 2012.

Pero no solo ha sido eso. A sus 26 años, Hülkenberg hace tiempo que está considerado como uno de los pilotos con mayor proyección de la parrilla. Se quedó sin equipo después de correr su primera temporada completa con Williams en 2010, un año en el que alcanzó su primera y, por el momento, única pole, en el GP de Brasil.

Force India lo rescató para formar equipo en 2012 con Paul di Resta, a quien superó con 63 puntos por los 46 del escocés, amén de otras tantas actuaciones brillantes en clasificación. Eso le sirvió para saltar a Sauber, una escudería que en la pasada temporada contó con el coche más competitivo de la zona media pero que en el año en curso no ha conseguido un diseño que le permita repetir resultados.

En cualquier caso, Hülkenberg no se rinde y ha sumado los 31 puntos que acumula Sauber en la presente temporada, ya que su compañero de box, el debutante Esteban Gutiérrez, todavía no ha conseguido puntuar. Con la renta conseguida por Hulk, Sauber ha conseguido empatar con Toro Rosso en la clasificación de constructores y afrontan las últimas carreras del año con la esperanza de poder superar a los de Faenza.

Sin embargo, Hülkenberg no quiere seguir con los suizos y ahora escucha ofertas para cambiar de aires en 2014. Todo apuntaba a que podría acabar en Ferrari hasta que los italianos se decantaron por Kimi Räikkönen, dejando la anécdota (un gesto bastante feo) de anunciar al alemán que no contaban con él a través de SMS. 

Los rumores dicen que ahora negocia con Lotus y McLaren como opciones más atractivas, además del ofrecimiento de Force India para que vuelva a sus filas. Mientras, en Sauber, mantienen la esperanza de poder reternelo, aunque sobre todo este baile de contratos siempre está la omnipresente sombra del apoyo económico, que deben aportar los patrocinadores personales, para que el talento del piloto pueda cambiar de montura.

Hülkenberg se ha convertido en un piloto muy interesante para las grandes escuderías mientras las modestas se pelean por conseguir el dinero con el que mantenerlo. Usando el símil baloncestístico del 'sexto hombre' (el jugador suplente más valioso para el quinteto titular), Nico espera en el banquillo de la zona media una oportunidad para saltar a un coche de primera línea. Por el momento, ha demostrado talento más que suficiente para merecerlo, incluso a pesar de que se comente que su altura y peso (1,85 y 74 kg) pueden ser un handicap. 

Etiquetado en: 
 
José Armando Gómez