'Rush': resumen de ¿la mejor película sobre F1 del cine?

AUTOBILD.ES te cuenta, 'sin contarte' mucho, el resumen de 'Rush', ¿la mejor película sobre F1 del cine? Tendrás que juzgarlo tú, pero que sepas que se estrena hoy y que narra la lucha real entre Niki Lauda y James Hunt por el Campeonato del Mundo de 1976.

 

 

Igual que en 'Titanic' ibas al cine sabiéndote el final de la película, en esta ocasión no hay más que tirar de estadística o visitar nuestra web de Fórmula 1 para conocer, de un 'clic', el ganador de aquel Campeonato del Mundo de 1976. Pero aunque las carreras de antes eran otra cosa, ese año encierra una historia propia que pedía a gritos ser contada. Por eso, aquí va la crónica de 'Rush',  la película de F1 que se estrena hoy viernes 20 de septiembre y que es, sencillamente, espectacular. La historia merecía ser contada, y por eso el director de la película 'Rush' no ha querido recrearse (solo) en los planos con cámara 'on board' ni en los 'coche a coche', que los hay. El film empieza y acaba con toda la trastienda que rodeaba la gran rivalidad entre Lauda y Hunt, tanto monta -y gana-, monta tanto.

Imagina que estás en la puerta del cine con tu novia. No has mirado los estrenos del día antes y dudáis sobre qué película elegir. Ves en la cartelera el título 'Rush' y no sabéis de qué va la cosa, así que lo buscáis por Internet antes de comprar las entradas. Tecleas en tu móvil: 'Resumen película Rush' y entonces aparecen estas líneas para convenceros a ti y a tu chica de que empecéis a caminar hacia la taquilla para comprar dos entradas. Como es el día del estreno de 'Rush' y la película es un bombazo, habrá cola, así que da tiempo a contarte lo que te espera hasta que se apaguen las luces de la sala y vuelques un poco de refresco al intentar dejarlo en el portavasos de la butaca sin éxito.

Las imágenes son siempre espectaculares; la fotografía, muy buena; la música, bastante adecuada a los momentos de tensión (que dominan la trama). Además, si bien hay secuencias de humor tan creíbles como difíciles de documentar, sí que son de agradecer, pues contribuyen a restar dramatismo a algunas situaciones límite, como el accidente de Lauda, o las curas de sus heridas en el hospital. 

Y para no hacerte 'spoiler' ni destriparte nada, lo mejor es repasar algunos puntos en los que deberías fijarte para disfrutarla mejor:

Primero: Rush es una película sobre Fórmula 1. Así que la acción transcurre entre coches que hacen ruido, circuitos y, sobre todo, carreras. La cosa va rápido, muy rápido. Y la calidad visual es soberbia. Aquí puedes ver los tres trailers que se han hecho para presentarla.

Veracidad: Rush es una película sobre la temporada 1976 de Fórmula 1 y cabe la posibilidad de que no tengáis ni idea de lo que pasó aquel año. Tranquilos. No es un documental, pero está basada en los hechos reales y os enteraréis perfectamente de la historia sin conocerla antes. Si sabes de antemano cómo termina la cosa, tampoco hay problema, porque está tan bien contada que te va a merecer la pena entrar a verla. Lauda tuvo el accidente en el Circuito antiguo de Nürburgring, cuya carrera estuvo a punto de suspenderse por la lluvia. El accidente se recrea, pero también aparece con imágenes reales en la televisión que ve Hunt en su garaje. Lauda estuvo casi un minuto atrapado bajo las llamas, a más de 800 grados de temperatura. En efecto, se sometió a las operaciones que se narran y volvió a correr, para ganar el mundial, tan solo 42 días después.

Tercero: los protagonistas de Rush son los pilotos Lauda y Hunt. El director de la película, Ron Howard (que ha hecho también Una mente maravillosa o El código da Vinci), eligió a Daniel Brühl (que salía en Malditos bastardos) y a Chris Hemsworth (el rubio buenorro que hace del superhéroe Thor y que está casado y ha hecho madre a Elsa Pataky) para ambos papeles. Son dos personajes opuestos, rivales (uno corre para Ferrari y el otro para McLaren) y, que sin embargo, se respetan, admiran y evolucionan a puntos comunes.

Cuarto: La peli dura dos horas y está claramente dividida en tres partes: La presentación de los dos personajes, la trama (que da un tremendo giro en el GP de Alemania) y un brutal acto final en el que se resuelve la historia con un desenlace por todo lo alto. Para entonces, tu novia y tú llevaréis más de una hora sin miraros, embrujados por una historia real que ha sido adornada convenientemente para convertirla en película. La adaptación es tan buena que da igual si os gusta la Fórmula 1 o no, solo el relato merece la pena.

Imágenes reales: además de las de la colisión, hay una secuencia real que repasa el GP de Mónaco. También, al final de la película se entremezclan imágenes igualmente reales de Hunt y Lauda, que, si bien pueden suponer un fuerte contraste para el espectador, demuestran lo bien caracterizados que están los protagonistas. 

Circuitos: solo se han querido centrar en los que fueron escenarios del GP de Alemania (Nürburgring), Mónaco, Brasil... Sin embargo, a pesar del gran protagonismo que tiene en la trama el GP de España (Hunt es descalificado por irregularidades en su McLaren), no se hace el más mínimo esfuerzo por recrear correctamente el Jarama, cuyos elementos identificativos son puramente testimoniales: planos muy cercanos en los que se ve de pasada la torre, la tribuna de llegada con alguna bandera del Race y publicidad de Pegaso y un montón de agentes de la Guardia Civil de verde, con bigote y tricornio.

Elementos de época: no dejes de fijarte en cómo enfriaban los neumáticos con hielos de frigorífico, cómo manipulaban los coches en boxes sin guantes, lo que tardaban en cambiar los neumáticos, la velocidad libre a la que se salía del 'pit lane', la sencillez de los monoplazas (con volantes redondos sin botones, tres pedales, palanca de cambios convencional, los relojes 'de aguja' en el tablier), lo rápido que ardía todo tras un accidente, el truco de agujerear la visera de cascos sin blindar para que no se empañara... 

Personajes secundarios: muchos y variados. Recomendamos echar un vistazo a las fotos de época de los pilotos para localizarlos mejor cuando votan si se corre o no en Nürburgring. Tampoco tiene desperdicio la aparición de Enzo Ferrari y de Luca Cordero de Montezemolo y cómo se les echa en cara la lentitud del Ferrari primero y el fichaje de un sustituto para Lauda (Carlos Reutemann) antes de llegar siquiera al hospital.

Y hasta aquí podemos leer como resumen de: 'Rush' una película trepidante, rápida como su título y adictiva.  

 

Texto: Rodrigo Fersainz y José A. Gómez.

Etiquetado en: 
 
Rodrigo Fersainz