Los Safety Car de la Fórmula 1 para 2013

Mercedes vuelve a aportar los coches de seguridad para la Fórmula 1. Así son los Safety Car que cuidan de los pilotos más rápidos del mundo.

Se cumplen 18 años que Mercedes lleva siendo la marca encargada de aportar los coches de seguridad al Mundial de Fórmula 1. En el caso del Safety Car que se verá a lo largo de 2013, se trata del Mercedes-Benz SLS AMG GT, que debutó en el GP de Bélgica de la pasada temporada. Un deportivo de 591 CV de potencia capaz de alcanzar los 100 km/h saliendo desde parado en 3,7 segundos y llegar a los 200 km/h en solo 11,2.

Su equipamiento no tiene cambios significativos con respecto al modelo de calle, aunque lleva incorporadas las luces de emergencia sobre el techo, las cuales llevan pequeño spoiler que se despliega por encima de 120 km/h para mejorar la erodinámica del grupo de luces, las cuales, por cierto, son de tipo LED.

El coche de seguridad se puede adelantar cuando estas luces van en iluminadas en verde de forma permanente, mientras que si van en naranja está prohibido hacer dicha operación. También lleva montadas dos cámaras de TV que permiten controlar las maniobras de los monoplazas desde el interior del coche de seguridad cuando este va encabezando el grupo.

 

 

Junto al Safety Car está el coche médico, que desde 2008 es un Mercedes C 63 AMG Estate, en este caso, con 487 CV y un completo equipo de primeros auxilios en el que no falta un desfibrilador y una máquina de respiración asistida. 

Al voltante del SLS va el piloto Bernd Myländer junto a Pete Tibbetts, mientras que el coche médico es conducido por el piloto sudafricano Alan van de Merwe y su compañero es el jefe del servicio médico de la FIA, Ian Roberts. Juntos velan por la seguridad de los 22 pilotos que corren cada fin de semana, evaluando las condiciones de la pista en todo momento y manteniéndose alerta siempre que haya un coche rodando sobre el asfalto.

En 2012, el coche de seguridad salió a pista en 13 ocasiones, dando un total de 53 vueltas y recorriendo 281 kilómetros.

 
José Armando Gómez