Vettel cambia de coche y pone a punto el Infiniti Q50

Sebastian Vettel ha sido uno de los responsables de poner a punto el nuevo Infiniti Q50.

La relación entre Infiniti y Red Bull va camino de ser larga y fructífera. Empezó por un patrocinio deportivo caído casi de rebote. Ya que Renault dejó libre el alerón trasero del monoplaza para que lo ocupase la marca de lujo de su socio Nissan.

Actualmente, la colaboración se ha estrechado y, además de haber cambiado oficialmente el nombre de la escudería por el de Infiniti Red Bull Racing, también tiene sus efectos en los coches de calle.

La edición limitada del SUV FX50 Sebastian Vettel fue sólo el primer paso y ambas partes han anunciado que trabajarán mano a mano en la fabricación de deportivos de calle (esperemos que el proyecto Emerg-e tenga tintes sacados de la F1 gracias a ello).

Por el momento Infiniti aprovecha la imagen de Vettel para dar color a sus nuevos modelos y el alemán participa en cierta medida en el desarrollo y puesta a punto de los mismos. El último ejemplo ha sido la nueva berlina de Infiniti, el Q50.

 
José Armando Gómez