Vettel se disfraza de Super Mario y se tira por una cuesta

Sebastian Vettel ha participado en la Soapbox Race, una carrera convertida en ya tradición en la que los concursantes diseñan sus propios coches para tirarse por una pendiente.

Vettel ha aparcado este fin de semana su imbatible RB9 para pasar un divertido rato en uno de los eventos más famosos que organiza Red Bull. Se trata de la Soapbox Race, una carrera-concurso en la que los participantes diseñan sus propios coches para tirarse pendiente abajo.

Vettel, disfrazado de Super Mario Bros, también ha bajado por la colina al volante de uno de estos divertidos bólidos.

Su jefe de filas, Christian Horner, también ha estado presente en Londres para competir con un monoplaza inspirado en el coche de carreras con el que compite Red Bull actualmente en la F1 pero con un enorme casco de Vettel sobre él.