2014: Así va la guerra de motores de la F1

El vuelco que dará el reglamento técnico de la F1 en 2014 ha puesto en marcha un complejo proceso de negociaciones entre equipos que fabrican motores y los que los equipan.

Como era de esperar, solo unas semanas después de que arranque la temporada 2013 ya es está hablando de 2014. Y lo cierto es que la revolución técnica que vivirá la F1 en la próxima temporada está obligando a los equipos a tener la mitad de sus recursos empleados en el futuro próximo, mientras el resto compiten con lo que queda por el campeonato en curso.

Por el momento, hay cuatro fabricantes de motores que compiten en la F1: Ferrari, Renault, Mercedes y Cosworth. Los británicos se quedarán fuera con el cambio, mientras que, Bernie Ecclestone confía en que la F1 vuelva a ser un objetivo de inversión para otras marcas con los nuevos V6 Turbo, como podría ser el caso de Honda, a quien los rumores colocaban de nuevo como suministrador de motores de McLaren.

 

 

Sin embargo, la escudería británica seguirá con Mercedes, al igual que Force India, que acaba de confirmar que mantendrá los propulsores alemanes en sus monoplazas. Renault cuenta con cuatro escuderías: Red Bull, Lotus, Williams y Caterham. En los dos primeros casos, se trata de los equipos referencia del fabricante galo, mientras que en las otras dos escuderías se podrían dar cambios aunque, por el momento, seguirán con sus actuales contratos.

Mercedes tiene, además de su propio equipo, a McLaren y Force India como clientes y negocian actualmente con otros equipos como Marussia y Toro Rosso para intentar ampliar su lista de compradores. Aunque la escudería filial de Red Bull parece tener más inclinación por montar los propulsores franceses.

Los motores de Ferrari los llevan Sauber y Toro Rosso y la Scudería parece la candidata a perder alguno de sus clientes, aunque también están pujando por el dinero de Marussia. Además, los italianos son los únicos que por el momento guardan silencia en cuanto al desarrollo de los nuevos motores. Mercedes primero y Renault unas semanas más tarde ya han publicado algunos avances en el progreso de estas mecánicas. La guerra de motores de 2014 no ha hecho más que empezar. 

 
José Armando Gómez