¿Sabes cómo viaja la F1 por el mundo? Pues con DHL

El transporte de todo lo que necesita la F1 en cada Gran Premio corre a cargo del especialista logístico DHL. Un trabajo faraónico sin el que el mayor espectáculo del mundo del automovilismo no sería posible.

Las carreras son solo la punta del iceberg. Para que Fernando Alonso pueda subirser en el F2012 y defender su liderato en cada carrera hay un complejo trabajo detrás. La forma en la que la F1 viaja por el mundo gracias a DHL es absolutamente fascinante y que ya acumula más de 25 años de experienca en el transporte de materiales de competición para distintos campeonatos.

Con la envergadura de una ciudad y la agilidad de un turista que viaja en bussines, DHL desplaza a cada Gran Premio casi medio millón de kilos de materiales. Por ejemplo, el 'equipaje' básico de cada uno de los 24 equipos se compone de:

  • Los dos monoplazas
  • 3,5 km de cable eléctrico
  • 5,5 km de fibra óptica
  • Entre 30 y 40 Toneladas de materiales diversos
  • De 80 a 120 contenedores en los que se transportan herramientas, equipamientos, etc.
  • 180 computadoras
  • 300 ordenadores
  • 1.100 radios y auriculares
  • 1.500 litros de gasolina
  • 90 litros de aceite motor
  • 60 litros de aceite para las cajas de cambios
  • 40 litros de lubricantes
  • 15 litros de líquido refrigerante 
  • 3.000 botellas de agua mineral

¿Cual es la pieza más grande que se trasnporta? Pues los monocascos de fibra de carbono de los coches. ¿Y la más pequeña? Un simple tornillo de apenas 1,5 milímetros de diámetro.

Estas son las 'ligeras maletas' que DHL lleva a cada uno de los equipos a los circuitos. El trabajo de transporte comienza nueve días antes de la carrera, cuando se empiezan a mover y embalar los primeros componentes. Los coches viajan desmontados en contenedores especiales de madera, sin los alerones y demás partes aerodinámicas frágiles, que van embaladas de forma independiente. Si de diese el caso de que uno de los equipos necesita llevar un nuevo alerón para la clasificación del sábado que aún está en la fábrica, el servicio urgente de DHL es capaz de moverlo en un plazo máximo de 24 horas en función de la distancia del trayecto.

 

 

 

Una vez terminada la carrera, todo es desmontado y empaquetado de nuevo en la noche del domingo al lunes, cuando saldrá en camino hacia el siguiente circuito o hacia la fábrica, en función del calendario. Este trabajo corre a cargo de equipos especializados que DHL tiene centralizados en Gran Bretaña e Italia. Son grupos de entre 7 y 10 especialistas en transportes aéreos, marítimos y terrestres que se encargan de garantizar que todo el material necesario llega a buen puerto.

El especialista en logística centraliza todo el transporte de la F1, lo que incluye el traslado de los neumáticos, las colosales instalaciones de los 'hospitality' y, también, todo el material que desplazan las cadenas de TV que cubren el campeonato, como es el caso de Antena 3.

Algunas de las cifras totales asustan: 24 coches, 380.000 kilos de recambios, 100.000 kilos de materiales diversos y 20.000 litros de gasolina (que viaja en bidones especiales de entre 50 y 200 litros) todo ello, transportado en unos 40 contenedores.

Sin duda, se trata de una labor poco conocida pero realmente imprescindible y que DHL consigue llevar a cabo con una precisión milimétrica. No es para menos en un mundo en el que las diferencias se marcan por milésimas de segundo.

 
José Armando Gómez