Los pit-stop de Red Bull, de la excelencia a la catástrofe

Red Bull ha marcado los dos extremos esta temporada en lo que a pit-stop se refiere. El equipo austriaco ha sido capaz de batir un récord y también de dar uno de los mayores sustos de los últimos años.

El incidente de la rueda de Mark Webber en el pasado GP de Alemania ha centrado la atención en los pit-stop de Red Bull. Este desafortunado accdiente ha llevado a la FIA a tomar la decisión de prohibir la presencia de medios de comunicación en el pit lane. 

Pero el equipo también ha llevado a cabo su propia investigación y, según el informe, enviado a todos los equipos y a la propia FIA, Red Bull reveló que se rompió la rosca de la tuerca derecha trasera durante una parada que duró menos de tres segundos en el Gran Premio de Alemania. Cuando el mecánico con la pistola para enroscarla retiró la tuerca para poner otra, la pistola se le resbaló de la mano y accidentalmente presionó un botón que envía la señal de "adelante" al hombre que sujeta el gato frontal. El coche recibió entonces el visto bueno para salir de boxes aunque la rueda trasera no estaba sujeta. Después, La escudería austriaca ha reconocido que el coche de Webber fue "soltado prematuramente" por error de un mecánico.

Red Bull dijo que revisaría el diseño de la pistola para asegurar que, si accidentalmente gira en las manos del mecánico, la señal de "adelante" no se envíe por error. El hombre del gato frontal también recibirá instrucciones de sujetar el coche, en caso de cualquier problema, hasta que le llegue una señal clara de que todas las ruedas han sido cambiadas.

Todo esto ha empañado el hecho de que Red Bull posea actualmente el récord en hacer un cambio de neumáticos durante una parada en boxes. Fue precisamente a Mark Webber y lo consiguieron en el pasado GP de Malasia, donde completaron la operación en 2,05 segundos.

 
José Armando Gómez