El problema del peso de los pilotos de F1 en 2014

La Fórmula 1 se enfrenta a un nuevo problema: el peso de los pilotos de F1 para 2014. Los más corpulentos podrían verse muy perjudicados.

Empieza a ser preocupante el problema del peso de los pilotos de F1 para 2014. Los motores V6 Turbo y su complejo y voluminoso sistema híbrido (los dos motores eléctricos del ERS y las baterías) han obligado a que el reglamento aumente el peso mínimo de los monoplazas a los 690 kg. (48 más que los actuales). 

Sin embargo, esto no soluciona el problema del peso de los pilotos de F1 en 2014, ya que los más corpulentos podrían ver en peligro su puesto en sus respectivos equipos. 

Giedo van der Garde (1,82 m y 73 kg) se ha quejado abiertamente de estos problemas. Cree que sería “una barbaridad” que pilotos como Nico Hülkenberg (1,85 m y 74 kg) o Paul di Resta (1,85 m y 74 kg) se pudieran quedar sin asiento la próxima temporada porque su estatura y peso fuesen un inconveniente.

Hülkenberg admite que: “No es muy justo decir que perdamos peso, porque algunos ya no podemos adelgazar más. Necesitamos piel y músculos para conducir un coche de Fórmula 1”. Además, el alemán también ha encontrado problemas con su talla de pie, ya que apenas tiene sitio dentro del habitáculo del monoplaza para llevarlos en vertical sobre los pedales, lo que ha obligado a raspar las suelas de sus zapatillas de piloto para ganar algunos milímetros. 

Una opinión parecida tiene Jenson Button (1,82 m y 71 kg) que también se ha mostrado molesto ante la posibilidad de que sea un verdadero problema el peso de los pilotos de F1 en 2014: “Yo peso unos 74 kilos con mi equipamiento y ya tengo problemas para llegar al mínimo, cosa que he hecho en los últimos tres años. Hay ciertos entrenamientos que puedo hacer, pero hay otras cosas que no: no puedo ganar músculo, no puedo comer carbohidratos porque tengo que mantenerme en un peso estable”.

El problema del peso de los pilotos de F1 se traduce en décimas de segundo en pista: "La gente no se da cuenta de la diferencia que puede marcar un kilo. Tres kilos son alrededor de tres décimas por vuelta en la mayoría de circuitos", confesó Button.

La Asociación de Pilotos (GPDA) se plantea la posibilidad de exigir a la FIA un cambio de reglamento para aumentar el peso mínimo de los coches hasta los 700 kg y así solventar el problema del peso de los pilotos de F1 en 2014.

- Daniel Ricciardo no entra en el asiento de Red Bull

- Problemas de sobrepeso en el motor Ferrari 2014

 
José Armando Gómez