El 'truco' de Mercedes con los Pirelli: cambiarlos de lado

Algunas fuentes indican que Mercedes habría descubierto que intercambiando los neumáticos traseros de lado se consigue optimizar el rendimiento de los Pirelli y mejorar su degradación.

La polémica con los neumáticos Pirelli va para largo esta temporada. Después de cambiar el compuesto más duro en Barcelona, de anunciar que sustituirán las actuales carcasas de tela de acero por las de kevlar de 2012 a partir del próximo GP de Canadá y de descubrir que Mercedes habría realizado unos tests secretos de 1.000 kilómetros después del GP de España con los nuevos neumáticos Pirelli, ahora se descubre el 'truco' que podría estar utilizando la escudería alemana para conseguir las prestaciones que les han llevado a cosechar cuatro poles consecutivas en seis carreras. 

Según informa el periodista británico Adam Cooper, ya en la pretemporada, varios equipos habrían descubierto que intercambiando los neumáticos traseros se compensa el efecto de degradación asimétrica con los que Pirelli ha diseñado los compuestos de 2013. El truco es relativamente simple, el neumático trasero izquierdo se coloca en el lado del derecho y este pasa al otro extremo del eje.

Con ello se podría compensar la degradación de dentro hacia afuera que los neumáticos de esta temporada sufren, un desgaste que Pirelli programó en su diseño en pro del espectáculo. 

Si embargo, este cambio de lugar de los neumático traseros también implica hacer determinados ajustes en la configuración del monoplaza, ya que cada neumático se fabrica con unas especificaciones concretas para el lugar exacto en el que debe ir colocado. 

Cooper amplía información afirmando que los tests que Mercedes ha realizado con Pirelli en Montmeló a espaldas del resto de escuderías le habría servido para certificar la mejora que se consigue intercambiando los neumáticos traseros, y que esto incluso les habría servido para rediseñar algunos elementos del eje trasero como la suspensión o la caja de cambios. 

Rumores y polémica que seguirán aumentando a lo largo de toda la temporada mientras la FIA decide si se debe sancionar a Mercedes por las pruebas realizadas y que, una vez más, harán que todos los focos centren su atención en los neumáticos Pirelli de cara al GP de Canadá.

 
José Armando Gómez