La frenada más fuerte del circuito de Spa-Francorchamps

Esta es la frenada más fuerte del circuito de Spa-Francorchamps, donde este fin de semana se celebra el GP de Bélgica de 2015. Los pilotos llegan a más de 336 km/h y han de reducir a 134km/h.

El circuito de Spa-Francorchamps es uno de los trazados donde más brilla la velocidad de los monoplazas y donde más necesaria es para acometer la larga recta con la que cuenta y sus rápidas curvas. También los frenos han de estar a punto para exprimir el máximo del monoplaza y no perder ni una sola décima en las frenadas. La más fuerte, la de Les Combes, al final de la recta de Kemmel, después de pasar por Eau Rouge y Raidillon.

De acuerdo con Brembo, los pilotos reducen su velocidad 202 km/h, pues pasan de alrededor de 336km/h a 134 km/h en una distancia de 119 metros, y se enfrentan a una deceleración de 5,6G. Para ello, los pilotos ejercen una fuerza sobre el pedal del freno de 172kg.  Durante el Gran Premio de Bélgica (no te pierdas nuestro previo), tendrán que acometer este punto en las 44 vueltas que completarán al trazado belga.